Written by : Michele Gravelle

6 iniciativas para mantener conversaciones más saludables y más productivas

Platicar con un padre, un hijo o un hermano por momentos resulta frustrante. La experta en comunicación Michele Gravelle nos cuenta cómo hacer que las conversaciones difíciles sean más calmas, más fáciles y más productivas.

6 iniciativas para mantener conversaciones más saludables y más productivas

Como parte de la serie especial de Live Happy 90 días para ser más feliz, hemos reunido consejos insuperables de expertos de todo el país sobre cómo podemos cambiar hábitos y vivir mejor en 2016. A continuación, en la primera parte de su serie actual del blog, la experta en comunicación Michele Gravelle nos cuenta cómo mantener conversaciones más productivas con los seres queridos.


¿Alguna vez has deseado poder manejar tus conversaciones más difíciles sin estresarte o alterarte? Lo bueno es que puedes aprender a mejorar tus habilidades para conversar y comprender tus reacciones emocionales. De hecho, al trabajar los “músculos” de la comunicación como parte de tu rutina habitual de ejercicios, podrás derribar las barreras que puedas tener en tus relaciones laborales y familiares más importantes y sentir mayor alivio y armonía contigo y en tus vínculos con los demás.

Aquí te presentamos los seis pasos del proceso para mejorar tus conversaciones difíciles. En los próximos blogs analizaremos cada paso con más detalle.

1. Escucha tu voz interior

Tu voz interior (todos los pensamientos, emociones, juicios y opiniones que tienes en mente pero que no manifiestas abiertamente) te dice mucho sobre ti. Lleva un diario para anotar lo que has estado pensando y sintiendo inmediatamente después de entablar una plática difícil. A veces, las partes más inestables de una conversación son aquellas que no se pronuncian. Sé rigurosamente sincera contigo misma: lo que podrías estar pensando se filtra en la conversación a través de tu tono de voz, tus expresiones faciales y el lenguaje de tu cuerpo. Piensa cómo podría estar interpretando la otra persona lo que estás diciendo y cómo lo estás diciendo.

2. Sé clara, específica y explícate

No asumas que la otra persona leerá tu mente o se dará por aludida. Explica cómo llegaste a tu opinión o conclusión. Recuerda que eres la única persona que sabe a qué te refieres, entonces comparte con el otro tu proceso de razonamiento y asegúrate de que comprenda de dónde vienes.

3. Pregunta, sé curiosa

En tus pláticas muestra curiosidad sobre ti y también sobre la otra persona. Hazte esas mismas preguntas de ti misma como una manera de prepararte para conversar: ¿Qué dije o hice (o no dije y no hice) en esa situación que pueda haber sido malinterpretada? ¿Cómo podría haber afectado negativamente a esta otra persona? ¿Qué debo asumir o reconocer?

Haz estas preguntas en voz alta a tu interlocutor: ¿Por qué vemos las cosas de manera diferente?  ¿Hay algo que me estoy perdiendo y quieres que yo sepa? ¿Me ayudas a comprender qué significa esta situación para ti?

4. Identifica los desencadenantes emocionales

Todos tenemos desencadenantes que actúan como barómetro para saber si sentimos que estamos recibiendo un buen trato o no. Cuando esas necesidades emocionales no se dan en la conversación, nos enojamos. Y en cambio, cuando no satisfacemos adecuadamente las necesidades ajenas, consciente o inconscientemente, también las estamos desencadenando. (En un próximo blog examinaremos más particularmente los desencadenantes.)

5. Identifícate con la otra persona

Una de las mejores habilidades que puedes practicar es el sentimiento de empatía. Mostramos empatía cuando hacemos preguntas para entender mejor a nuestro interlocutor. Cuando escuchamos que la otra persona está expresando emociones complejas podemos resumir o repetir lo que nos acaba de decir para demostrarle que estamos escuchando con empatía.

6. Entrena a las personas que forman parte de tu vida acerca de cómo pueden comunicarse mejor contigo

Con frecuencia asumimos que las personas que nos rodean deberían naturalmente saber cómo hablarnos. En el próximo blog veremos cómo puedes entrenar de manera proactiva a las personas que forman parte de tu vida para que puedan comprender mejor cómo interactuar contigo.


 

Michele Gravelle es una experimentada coach ejecutiva, experta en comunicación y consultora de The Triad Consulting Group. Facilita los programas de formación para ejecutivos en Harvard Negotiation Institute y Duke Corporate Education y también ha sido colaboradora del libro Enlightened Power: How Women Are Transforming the Path to Leadership (Poder iluminado: cómo las mujeres están transformando la práctica del liderazgo).

(Visited 1 times, 1 visits today)
Close