Written by : Suzann Pileggi Pawelski

¿Twitter puede salvarte la vida?

Twitter ha sido vinculado a todo, desde movimientos sociales emergentes hasta la creación y destrucción de carreras profesionales. Un estudio reciente revela que también puede ofrecer una ventana al bienestar psicológico de una comunidad y predecir enfermedades cardíacas.

CanTwitterSaveYourLife.jpg

Un estudio del lenguaje tuitero identificó comunidades sanas y enfermas en los EE.UU.

Twitter ha sido vinculado a todo, desde movimientos sociales emergentes hasta la creación y destrucción de carreras profesionales. Un estudio reciente revela que también puede ofrecer una ventana al bienestar psicológico de una comunidad y predecir enfermedades cardíacas.

Un mejor pronosticador

De un estudio realizado por Johannes Eichstaedt y colegas de la Universidad de Pensilvania resultó que Twitter era mejor pronosticador de enfermedades cardíacas que los modelos tradicionales, que combinan los 10 factores habituales de riesgo (tabaquismo, hipertensión y obesidad).

El estudio mostró que en aquellas zonas del país donde se tuitean niveles elevados de palabras que expresan emociones negativas, como la “ira” y el “odio”, existe un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas. En cambio las comunidades que utilizan un lenguaje positivo presentan un riesgo mucho menor.

Además, el grado de compromiso medido a través del uso de palabras como “interesado” y “entusiasmado” surgió como un indicador inesperadamente fuerte de la satisfacción general con la vida, según Johannes, fundador del proyecto de investigación científica World Well-Being Project, integrado por un grupo de investigadores que colabora en la creación de nuevas vías de medición del bienestar basadas en el lenguaje de las redes sociales.

El efecto indirecto

Johannes destaca que las personas que envían tuits no son personas que mueren. “Básicamente no existe superposición entre la parte de la población considerada en riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca (60+) y aquellos que envían tuits (edad promedio: 32).” ¿Cuál es la relación? “Se trata de un efecto indirecto a nivel comunitario”, dice.

Las investigaciones ilustran lo que los científicos saben desde hace tiempo: los lugares afectan nuestro bienestar. O como lo explica Johannes, “¿Cómo se siente vivir en un vecindario determinado? ¿Qué tan seguros nos sentimos? ¿Nos sentimos involucrados?” Los sociólogos denominan “cohesión social” a esas propiedades, es decir, algo previamente vinculado al riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca pero particularmente difícil de cuantificar.

La cohesión social

“Posiblemente hayamos encontrado la manera para medir esta sutil característica de las comunidades”, dice Johannes y agrega, que Twitter podría llegar a proporcionar una perspectiva económica y precisa de la psiquis de las comunidades. Es esperanzadora la posibilidad de comprender mejor los factores relacionados con la salud del corazón en todos los condados.

“Se puede hacer un mapa en vivo del riesgo psicológico para diferentes comunidades, que ayude a los responsables de las políticas públicas a orientar las campañas para educar a la población en cuanto a que la manera como se vive la vida psíquica también puede matar”, dice Johannes. “Luego se podrían presentar las intervenciones y cuantificar los resultados.”

Tr​aducción al español: Pat Melgar
(Visited 1 times, 1 visits today)
Close